PROGRAMA encuentro de Inbounds, Presidentes, Rotarios y Acompañantes en Logroño…
29 diciembre, 2016
MANUAL DE PROCEDIMIENTO 2016…
31 diciembre, 2016
Mostrar todo

Rotary San Sebastián financia el primer perro asistencia, para una niña con autismo, en Euskadi…

Saioa, una pequeña con trastorno del espectro autista, tendrá en este cachorro la ayuda necesaria para integrarse mejor en la sociedad.

Rita, así se llama esta perra Labrador, que ha sido entrenada en la fundación Bocalan, en Madrid.


En Rotary Club San Sebastián, y dentro de nuestro programa “Regálame una sonrisa” hemos conseguido culminar uno de los proyectos que más nos han ilusionado.

saioa-y-rita-3Saioa, una niña con autismo de 3 años, ya convive con la herramienta que le permitirá integrarse mejor en la sociedad.

Rita, como se llama el can, se ha convertido en el “gran regalo” navideño de la niña. El cachorro, un perro labrador, ha sido entrenado en la Fundación Bocalan, en Madrid, para que se convierta en la fiel compañera de la pequeña. La perra será su protectora, su guía, tanto de día como de noche. Dormirá con ella para tranquilizarla. “Los niños con autismo suelen relajarse al escuchar los latidos del perro”, cuenta la ama de la niña, Inga Aguirreamalloa,

A partir de ahora, y en sus salidas, Saioa “irá sujeta por un arnés a la perra que le ayudará a pasear correctamente”, comenta la madre de la pequeña.

Esta familia sabe que el camino que tiene que recorrer Saioa, a partir de este momento, será largo… Le quedan muchas cosas por aprender para desarrollarse como persona, pero todos, en casa, están muy esperanzados.

La convivencia con estos perros produce efectos socializadores, muy efectivos y fomentan: el aumento de las habilidades sociales, la atención, concentración, autoestima y la comunicación. La mejor edad para empezar a convivir con estos canes suele ser a partir de los 3 ó 4 años, ya que hasta los 6 se mantienen las conexiones internas del cerebro y Rita ha llegado en el momento ideal para la pequeña.

Esta terapia se ha podido llevar a cabo, gracias a la ayuda de Rotary San Sebastián, que ha financiado la compra y adiestramiento de este perro con un coste de 15.000 euros.

Conseguir un can de asistencia no es fácil. Existen dos formas: una es la adopción, entrando las familias en una lista de espera, o a través de un patrocinador. Es justo en ese momento, cuando Inga nos contó la historia y nos pusimos a trabajar y organizar distintas actividades para ayudar a esta familia.

Ahora concluímos 2016 de la mejor manera, sabiendo que somos cómplices de la sonrisa que todos esbozan.


ANEXOS:

DEIA :26/12/2016 

ETB: 27/12/2016

Compártelo en las redes sociales:

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies